• Teamy360

5 malas prácticas emprendedoras que debes evitar

Muchos emprendedores que fracasan evidencian algunos patrones similares, los cuales no les permiten desarrollar su proyecto de buena manera. Revisemos algunas de estas malas prácticas comunes.



Si estás emprendiendo, debes evitar caer en las malas prácticas emprendedoras. De acuerdo a un estudio realizado por CB Insights, existen muchas razones de por qué los emprendimientos fracasan.


Hoy te traemos 5 sugerencias para que te mantengas alejado de estas malas prácticas emprendedoras que han terminado con la existencia de varias startups.


#1 No desarrolles una solución por deseo personal


Sabemos que los emprendedores suelen ser muy apasionados y motivados por materializar sus ideas en excelentes productos y servicios. El problema es que se terminan enamorando de su propuesta de solución. Ponen toda su energía en el desarrollo del producto creyendo que resolverá la necesidad del cliente. Pero, cuando lanzan su producto al mercado se topan con la decepcionante realidad de que nadie les compra.


Esto ocurre cuando no se comprende realmente la necesidad o problema de fondo que el emprendimiento trata de resolver, ya que previamente nunca se conversó ni analizó a los clientes potenciales.


Si vas a partir o estás partiendo tu startup, ¡sal a hablar con la gente! y comprende su contexto, sus problemas, sus deseos. Existen diversas metodologías que pueden guiarte como Design Thinking o Lean Startup. No preocuparse del problema es un riesgo muy alto y puedes terminar con un producto técnicamente excelente, pero que comercialmente es muy malo.

Esto puede parecer obvio, pero es súper fácil caer en este error. De todas las malas prácticas emprendedoras analizadas por CB Insights, ésta es la top1 y normalmente provoca el fracaso del 42% de todas las startups que surgen.


#2 No malgastes el dinero de la startup


Quedarse sin dinero es la razón de fracaso de cerca del 29% de los emprendimientos que surgen. No siempre es porque sea poco dinero, sino más bien porque es mal administrado.


Una startup se desenvuelve en un mundo lleno de incertidumbre. Por esta razón, debes ser muy juicioso al momento de financiar las distintas actividades. ¿Realmente estás invirtiendo en los aspectos más prioritarios y relevantes que te permitirán validar o iterar tu modelo de negocios a tiempo?


Optimiza el uso de tus recursos. Evalúa, prioriza e invierte en lo más relevante.


#3 No emprendas sin el equipo correcto


Formar un buen equipo emprendedor desde el inicio es crucial para que tu emprendimiento tenga éxito en el mediano y largo plazo. Parece fácil, pero no lo es tanto. Debes compatibilizar distintos aspectos estratégicos, competencias, experiencias, intereses y valores de los distintos miembros. Tenemos una nota completa para que evites esta mala práctica, ya que no tener el equipo correcto.


#4 No construyas un producto o servicio sin tener un modelo de negocios armado


Supongamos que entendiste bien el problema de tu cliente. Desarrollaste un buen producto y estás generando algunas ventas. Ahora, ¿Cómo podrías escalar tu negocio?, ¿Seguirá siendo rentable?. Estas preguntas deberías anticiparlas en tu modelo de negocios. Tener un modelo de negocios armado es relevante para el futuro de tu emprendimiento.


Tal como dice Ash Maurya en su libro Running Lean: Iterate from Plan A to a Plan That Works, los clientes te comprarán cuando crean que eres capaz de resolver su problema. Mientras que los inversionistas apostarán por ti cuando crean que puedes construir un modelo de negocios escalable.


Dentro de las malas prácticas emprendedoras, no contar con un modelo diseñado es la razón de fracaso de un 17% de las startups. Así que, te recomendamos pasar por nuestra otra nota: Cómo diseñar un buen modelo de negocios canvas.


#5 No ignores a tus clientes y usuarios


La mejor manera de mejorar tu producto o servicio es obteniendo feedback de tus clientes o usuarios. Si no estás dispuesto a probar e iterar tu producto de la mano de tus clientes, entonces vas directo al fracaso casi con probabilidad del 100%. Así le ocurre a cerca del 14% de todos los emprendimientos.


Existen diversas metodologías que pueden guiarte para iterar tu prototipo o producto. Te recomendamos revisar Lean Startup de Eric Ries, ya que plantea un sistema de retroalimentación para maximizar el aprendizaje que se puede extraer del cliente/usuario.



¿Quieres saber qué otras malas prácticas emprendedoras han sido la razón de fracaso de las startups? Entonces puedes revisar esta otra nota en nuestro blog.