• Teamy360

Aprende a detectar a tiempo los riesgos de tu startup

¿Conoces todos los tipos de riesgos que puede enfrentar tu startup? ¿Sabes cómo gestionar esos riesgos?



Éxito; todos los emprendimientos aspiran lograrlo, pero la tasa mundial típica de fracaso de los emprendimientos es del 90%. ¿Estás trabajando para detectar a tiempos los riesgos de tu startup para evitar ser parte de ese porcentaje?

Existen varios estudios, información y estadísticas asociadas a cómo crear un emprendimiento exitoso. Sin embargo, la tasa de fracaso sigue siendo muy alta. La razón es que no es fácil emprender. Cada emprendimiento es distinto y único, tanto en oportunidades, competencias, aptitudes, recursos, mercado, entre otras. Son muchas las dimensiones que definen el destino de una startup y por esto es difícil adivinar con exactitud su futuro.

No obstante, existen varias metodologías y herramientas que te ayudan a detectar a tiempos los riesgos de tu startup para así reducir tus probabilidad de fracaso. En otras palabras, te permiten estar preparado ante problemas críticos que pueden surgir en el camino que eventualmente podrían acabar con tu emprendimiento.

A continuación, te presentaremos una metodología básica, pero útil, que puedes aplicar en tu emprendimiento. Muchas startup fracasan por no estar preparadas, así que te recomendamos seriamente trabajar esta metodología con tu equipo emprendedor.

Gestión de los riesgos de startups

La metodología consta de un ciclo de 4 etapas principales:


1) Identificar el riesgo. Lo primero que deben hacer como equipo es armar una lista con los posibles riesgos a los que puede estar expuesta la startup que desarrollan. Inicialmente se suele usar una aproximación cualitativa, y luego una cuantitativa dependiendo de la cantidad de información con la que puedan contar. Algunos ejemplos de riesgos pueden ser:

· Falta de liquidez

· Legales y regulatorios

· No existencia de una necesidad de mercado

· Mal timing

· Problemas de precio/costo

· Insatisfacción del cliente por mal producto o servicio

· Equipo mal conformado

· Burnout de los miembros del equipo

· Falta de foco del equipo

· Falta de estrategia y planificación

· Ejecución deficiente por mala gestión de tiempos o distribución de tareas

· Resistencia a pivotear

· Mal pivoteo

· Operacionales

· Entre muchos otros que serán propios de tu startup. Puedes ver aquí los que mayormente son causa de fracaso de los emprendimientos.

2) Evaluar el riesgo. Una vez identificados los posibles riesgos de tu startup, debes evaluarlos y ordenarlos en términos de su impacto potencial y probabilidad de ocurrencia.

Si bien las escalas de impacto y probabilidad se adaptan a las características de cada negocio, para una startup reciente basta una escala simple de 3 niveles, como la propuesta por Vicente Esteve en su blog.

Escala de probabilidad:

· Improbable: Es improbable que el riesgo suceda en el horizonte marcado para conseguir el objetivo.

· Probable: Es probable que el riesgo ocurra.

· Inminente: Se espera que el riesgo ocurra.

Escala de impacto:

· Insignificante: El riesgo no afectará significativamente al cumplimiento de los objetivos y, por lo tanto, no generará pérdidas o daños de relevancia.

· Moderado: El riesgo generará que algunos elementos de los objetivos se retrasen o no se alcancen, lo cual causará daños al emprendimiento.

· Crítico: El riesgo causará el incumplimiento de objetivos, lo que provocará importantes pérdidas o daños.

Después de evaluar cada riesgo identificado, debes armar un mapa de riesgos que permite ubicarlos y priorizarlos. Por la naturaleza de las startup, te proponemos que con tu equipo se enfoquen en mitigar los riesgos más críticos e inminentes.



En este mapa, los riesgos que coincidan en el cuadrante destacado en rojo deben ser los primeros en mitigarse. (Extraído del material de Vicente Esteve.)

3) Controlar el riesgo. Habiendo priorizados los riesgos, el trabajo es diseñar medidas de acción que permitan gestionar y manejar el riesgo para reducir su probabilidad de ocurrencia y su impacto potencial en caso de presentarse.

4) Revisar impacto. Todo el ejercicio anterior no tendría sentido sin el adecuado seguimiento y revisión del impacto de las medidas de control ejecutadas. La idea es que una vez aplicada la medida de mitigación vuelvan a evaluar el riesgo para ver si se redujo su probabilidad y/o impacto. Si no se redujo, entonces deben cambiar la estrategia de la medida aplicada.

Sabemos que en una startup el tiempo es limitado. Si bien aplicar esta metodología requiere tiempo valioso del equipo emprendedor, consideramos que es mejor estar preparado que esperar a que el riesgo aparezca y te choque en la cara!

¿Te gustaría tener un partner que te ayude constantemente a detectar de manera temprana los riesgos de tu startup? Entonces Teamy360 puede ser una gran alternativa para ti.

¿Qué es Teamy360?

En palabras simples, es un servicio online de detección temprana de riesgos en tu startup que, mediante mentoría continua y formación personalizada, te ayuda a aumentar tus probabilidades de éxito. (Puedes probar gratis aquí.)