• Teamy360

¿Por qué fracasan tantos emprendimientos?

A pesar de haber avanzado en técnicas y metodologías, aún fracasa entre un 80% y 90% de los emprendimientos a los pocos años de comenzar.



El éxito de un emprendimiento no está asegurado. Lo común es encontrar emprendimientos que han fracasado, a pesar de haber tenido ventas, exposición mediática, premios o apariciones en prensa. El fracaso es casi seguro en el mundo del emprendimiento, a menos que sepas manejar bien todas las variables y todos los riesgos involucrados en el proceso.


De acuerdo a la Revista Fortune, los emprendimientos fracasados representan el 90% de todos los intentos de emprendimiento. Al ver esta cifra, de seguro te estarás preguntando; ¿por qué son tantos los emprendimientos fracasados?. Las razones son muy diversas, pero la número uno es diseñar y crear productos que las personas no quieren.


Muchos emprendedores son tan apasionados en lo que hacen que se terminan enamorando de su propuesta de solución, pero sin comprender realmente la necesidad o problema de fondo que ellos tratan de resolver. ¡Eso es un riesgo muy alto! Por este motivo, muchos emprendimientos suelen terminar con un producto técnicamente genial, pero que comercialmente es muy deficiente.

Por esto, diseñar y crear productos que las personas no desean resulta ser la principal razón de fracaso. Si no existe la necesidad en el mercado, nadie comprará el producto y, por lo tanto, no habrá ingresos suficientes para sustentar el emprendimiento en el tiempo.


La segunda razón típica de fracaso es quedarse sin capital para financiar las distintas actividades y desarrollos de la startup. Y aunque algunas personas creen que este factor es más bien una consecuencia de otros aspectos mal gestionados al interior del emprendimiento (desarrollar una solución por deseo personal, contratar al equipo incorrecto, malgastar el dinero y los recursos, no armar ni validar un modelo de negocios, o ignorar lo que dicen tus usuarios y clientes), también puede analizarse de manera aislada y, según nuestra experiencia asesorando más de 150 startups en los últimos años, podemos afirmar que muchos emprendedores no tienen conocimientos mínimos de gestión financiera, manejo de presupuestos y/o crecimiento mediante deuda. Y, por no contar con estas herramientas, cometen errores de forma continua (los cuales muchas veces son latentes y se esconden tras los problemas operativos) hasta que un día se dan cuenta que en la caja no hay dinero, que el banco está llamando para cobrar deudas atrasadas, y que los proveedores ya no desean darles más crédito.


En el gráfico siguiente puedes revisar las 20 razones principales del fracaso emprendedor, elaborado por CB Insights:



Emprender no es fácil. Ya ves el alto porcentaje de emprendimientos que fracasan. Existen muchas variables, dimensiones y riesgos, tanto internos como externos, que los emprendimientos deben enfrentar a lo largo de este viaje. Incluso, no sería extraño pensar que las startups se ven sometidos a un proceso de selección similar al que ocurre en la naturaleza con la selección de las especies biológicas, donde cada una debe usar sus mejores características o adaptarse a su entorno para lograr sobrevivir.


Si bien cada emprendimiento debe buscar su propio camino, mientras más facilidades, recursos e información dispongan, mayores serán las probabilidades de resultar en un emprendimiento exitoso en el futuro.



¿Quieres reducir las probabilidades de fracaso de tu emprendimiento? Entonces te podría interesar nuestra plataforma online de detección temprana de riesgos emprendedores. Prueba Teamy360 gratis aquí.